Autoanálisis previo para trabajar como mediador (I) 0

Posted on 4, abril 2015

in Category Mediación


La mediación no termina de cuajar en nuestro país. No es una opinión, es un hecho.

Los ciudadanos, muchos, no saben que existe; nadie, o muy pocos, conocen sus beneficios y antes de nacer ya tiene unos cuantos enemigos que piensan que les va a restar su trozo del pastel y cuestionan su eficacia, la seguridad jurídica de los acuerdos y el cumplimiento de los mismos, entre otras.

Autoanálisis previo para trabajar como mediador (I)/mediacion
Aunque realmente hoy, qué importa si la mediación llegará a ser una opción para los ciudadanos o no. De la misma forma que el conflicto es consustancial al ser humano, también lo es que éste es capaz de solucionar por sí mismo sus diferencias y que el acceso a la justicia ordinaria es un derecho de los ciudadanos, pero acudir a los tribunales no es la única opción y tampoco la alternativa válida para todo tipo conflicto, en todos los contextos y en cualquier situación, al igual que la mediación tampoco lo es y de la misma forma que estas dos tampoco son las únicas.

Así que, parece que lo verdaderamente importante hoy es que, afortunadamente, tenemos opciones.

Es innegable que la vía más comúnmente empleada en las culturas occidentales para resolver conflictos han sido los métodos heterocompositivos, es decir, aquellos en los que un tercero impone la decisión, de la que no toman parte los sujetos implicados, sino que es una decisión de un tercero ajeno al conflicto. Y así se ha venido funcionando, -por los siglos de los siglos-, en todos aquellos casos que no eran resueltos de forma amistosa entre las partes y en definitiva en todas aquellas situaciones que no pasaban la prueba del dicho popular, “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”.

Y lo que a estas alturas tampoco podemos negar es que a la mente no le gusta el cambio, ¡qué le vamos a hacer!, es reacia a todo lo que suene a incertidumbre, aunque lo que tenga ciertamente no sea satisfactorio, da igual, es lo que conocemos y para ella eso es suficiente; Y de ahí lo complicado que resulta mover tradiciones, hábitos o las tan manidas “zonas de confort” a las que más valdría llamar zonas de in-confort.

Así que, ¿para qué preocuparnos por algo que llevará su tiempo y que sólo puede ser superado con altas dosis de constancia, tenacidad y sobre todo con seguridad y confianza?

Propongo demostrar a las mentes que resistirse al cambio no es una opción, sino un obstáculo.

¿Cómo? Haciendo que cada mediación sea una experiencia en sí misma, una alternativa válida y altamente eficaz a la resolución de los conflictos. Que, lndependientemente de si se alcanza un acuerdo o no, cada mediación suponga una transformación en la relación entre las partes.

Propongo que la Mediación en resolución de conflictos esté en demanda y no en oferta.

Hay que darle la vuelta a la tortilla y dejar de preocuparnos, -quejarnos-, por si la mediación está suficientemente potenciada o no por los distintos estamentos sociales, si se habla bien o mal de ella, si se debería o no hacerla obligatoria y para qué asuntos. Propongo preocuparnos sola y exclusivamente por la labor del mediador, cada uno por la nuestra, hacer un autoanálisis previo y comprobar si estamos lo suficientemente preparados como para hacer que la mediación, efectivamente, suponga una transformación, una revolución, en el ámbito de la resolución de los conflictos. Dar nosotros el primer paso y comprometernos.

Yo voy a hacer mi autoanálisis, si alguien quiere hacerlo conmigo podemos caminar juntos y vernos por aquí cada semana. ¿Alguien se apunta?

¿Quieres saber más sobre cómo gestionar un conflicto? Ponte en contacto conmigo aquí

Autoanálisis previo para trabajar como mediador (I)/mediacion

Sígueme en Twitter

 

0 Comments

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Name*

Website

5 + 15 =

Comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>