Autoanálisis previo para trabajar como Mediador (VII): El poder de las preguntas 0

Posted on 18, junio 2015

in Category conflicto, Formación en Mediación, gestionar un conflicto, Mediación, mediador


 

 

Autoanálisis previo para trabajar como Mediador (VII): El poder de las preguntas/mediador mediacion gestionar un conflicto formacion mediacion conflicto

Dice José Antonio Marina que, “Ni el problema ni la pregunta son conocimientos, al contrario, son reconocimientos de ignorancia, pero abren espacio al conocimiento, impulsando al investigador más allá de lo que sabe. La inteligencia no es, por tanto, la capacidad para resolver problemas, sino, sobre todo, la capacidad para plantear problemas.
Es decir, para inventar proyectos de investigación.”

 

“… Pensar mucho, hablar poco, no tener prisa….”

 

Las preguntas son la maquinaria, la fuerza que impulsa el pensamiento. Sin las preguntas no tenemos sobre qué pensar, no logramos enfocar nuestro pensamiento en lo significativo y fundamental y sobre todo, no aprendemos, no sabemos si hemos comprendido.

Si quieres comprobar cuánto sabes de un tema, de uno del que te sientas especialmente orgulloso, no lo dudes, dile a alguien que te haga una entrevista o que te pase un cuestionario, y comprobarás cuán rápido te quedas en blanco. Ups!

Muy pocas personas dominan el arte de hacer preguntas, habitualmente nuestras preguntas son al azar y salteadas, sin objetivo, sin interés o sin estrategia, motivadas preferentemente por impulsos emocionales y superficiales. A hacer preguntas se aprende y no todas las preguntas tienen la misma capacidad de abrir las puertas del saber y favorecer la construcción del conocimiento.

Y es que el hacer una pregunta moviliza las energías propias y de los demás hacia una solución, una pregunta es un catalizador de cambio, el detonador de una reacción en cadena que va más allá de un esfuerzo. Cuestión nada baladí, por tanto, en el oficio de mediar en la resolución de conflictos, ¿no?

Las preguntas definen las tareas, expresan problemas y delimitan asuntos. Impulsan el pensar hacia delante. Las contestaciones, por otra parte a menudo indican una pausa en el pensar. Es solamente cuando una contestación genera otras preguntas que el pensamiento continua la indagación. Una mente sin preguntas es una mente que no está viva intelectualmente. El no “hacer preguntas” equivale a no comprender (lograr comprensión). Las preguntas superficiales equivalen a comprensión superficial, las preguntas que no son claras equivalen a comprensión que no es clara. Si su mente no genera preguntas activamente, no estaremos involucrados en un aprendizaje sustancial. (Elder y Paul, 2002)

Las preguntas generan más preguntas, estimulan nuevas maneras de pensar, nuevos caminos para seguir y, mientras analizamos y reflexionamos las preguntas, mejoramos la calidad del proceso de búsqueda de respuestas.

Preguntar bien, y en con el espíritu de obtener información de manera honesta, y con la intención de colaborar, en nuestro día a día, es una muy buena práctica para iniciarnos en el arte de preguntar.

Autoanálisis previo para trabajar como Mediador (VII): El poder de las preguntas/mediador mediacion gestionar un conflicto formacion mediacion conflicto Las preguntas:

Nos dan información; Si conocemos las preguntas esenciales para abrir puertas

Nos ayudan a entender las prioridades de los mediados, de las partes o de nuestro        interlocutor.

Nos ayudan a analizar y a diagnosticar la situación de la persona, siempre que                escuchemos para entender y no para contestar

Motivan a las partes a seguir hablando, siempre que sepamos manejar los silencios

Hacen que controles la conversación, si las preguntas tienen una estrategia, un foco, una intención, aunque bajo el disfraz de la improvisación.

 

10 Reglas para aprender el arte de preguntar

  1. ¿Qué? Es el que hace que empecemos la casa por los cimientos porque es la pregunta que ayuda a concretar, definir y enfocar, el problema y a las partes. “¿qué os ha traído aquí?”, “¿Qué vas a lograr cuando tengas lo que quieres?” “Qué piensas que sentirás cuando hayas conseguido….”
  2. ¿Cómo? Ya tenemos centrado el problema e identificadas a las partes (con lo dicho y lo no dicho, los silencios, lo verbal y lo no verbal) y ahora entramos de lleno en el proceso, en el baile de alternativas, en el ajedrez de las posibilidades.
  3. ¿Para qué? Si queremos que las partes se comprometan con sus propuestas es necesario que respondan a esta pregunta, porque responder un “Para qué” le da sentido a lo que hacemos y sólo cuando encontramos el sentido a las cosas es cuando nos comprometemos con ellas.
  4. ¿Por qué? El “por qué” nos lleva a la justificación, la argumentación, el embrollo, así que es mejor evitarla.
  5. Las preguntas abiertas facilitan que las partes hablen libremente. “Bueno, cuéntame” o “contadme”
  6. Las preguntas cerradas sirven para confirmar información y se tiende a evitarlas cuando se prevea que pueden llevar a encasillar a las partes en una posición de rigidez. “¿cuándo caduca el convenio?”, “¿quieres vender el negocio?”
  7. Las preguntas sugestivas y de inducción permiten explorar posibilidades, evitando los efectos disfuncionales de las propuestas o alternativas realizadas por el equipo mediador. “¿y si no fuera así sino al revés?”, “¿quieren saber lo que han hecho otras partes en casos parecidos?”
  8. La paráfrasis recoge tanto la información transmitida por las partes como los sentimientos que los acompañan.
  9. La reenmarcación recoge, asimismo, información acerca de los hechos y los sentimientos, eliminando al mismo tiempo el fragmento potencialmente dañino del comentario de una de las partes.
  10. El lenguaje y las palabras elegidas resultan cruciales en la mediación, de modo que algunos adjetivos y expresiones pueden resultar dañinos para el proceso, mientras que otras promueven una dinámica más positiva en dicho proceso.

 

 

Si quieres solucionar un conflicto, contacta conmigo aquí

 

0 Comments

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Name*

Website

6 + 3 =

Comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>