El Impuesto de Sociedades se Reducirá del 30% al 28% en 2015, y al 25% en 2016 0

Posted on 6, agosto 2014

in Category Legal, Noticias


El tipo de gravamen general del Impuesto sobre Sociedades se reducirá desde el 30% al 28% en 2015, y al 25% en 2016, según recoge la reforma fiscal que ha aprobado el Consejo de Ministros.

El Impuesto de Sociedades se Reducirá del 30% al 28% en 2015, y al 25% en 2016/noticias legal

 

El Ministerio de Hacienda ha informado en un comunicado que esta rebaja persigue aproximar la fiscalidad de las empresas españolas a la de los países del entorno y fomentar su competitividad.

Además, se crea una reserva de capitalización, con la reducción del 10% de la base imponible por incremento de fondos propios, que sustituye a la actual deducción por reinversión de beneficios.

El proyecto de ley del Impuesto sobre Sociedades fija como novedad que el límite a la compensación de bases imponibles negativas se calculará sobre la base imponible de forma previa a la aplicación de la nueva reserva de capitalización.

El Gobierno dice que la nueva regulación permitirá ampliar el aprovechamiento de ese incentivo fiscal al ahorro en fondos propios de las empresas para financiar futuras inversiones y crecer.

Las pymes tendrán, además, acceso a una nueva reserva de nivelación a través de la minoración del 10% de la base imponible con un límite de un millón de euros.

Esa cantidad se compensará con bases imponibles negativas en un plazo de cinco años y se mantiene el régimen especial de entidades de reducida dimensión, que ofrece otros beneficios a las pymes como la libertad de amortización.

El nuevo Impuesto sobre Sociedades, que reordena las deducciones, mantiene las existentes por creación de empleo y potencian las de I+D+i.

La base imponible del impuesto se amplía para acercar el tipo efectivo al nominal. Para ello, se limita la deducibilidad de gastos por deterioro, se mantiene la limitación de gastos financieros y se fija un límite general del 60% a la compensación de bases imponibles, que empezará a operar en 2016.

A fin de favorecer el desapalancamiento financiero (control del endeudamiento empresarial) se fija un límite general del 60% a la compensación de bases imponibles negativas, que empezará a operar en 2016. Con esta medida, equiparable a la fiscalidad del entorno, se busca sanear los balances de las empresas españolas.

El límite de la deducción por intereses se calculará sobre el beneficio operativo del grupo fiscal para adquisición de participaciones, si el préstamo no excede el 70% del valor de la adquisición de la participación y se amortiza la deuda a razón de 5 puntos porcentuales al año durante un periodo de ocho.

Para mantener la recaudación en 2015, se prorrogan para ese ejercicio las medidas temporales en vigor (pagos fraccionados incrementados, limitación de compensación de bases imponibles negativas y fondo de comercio), que afectan, fundamentalmente, a las grandes empresas.

Por otro lado, se equipara el trato fiscal de participaciones de entidades residentes y no residentes para adecuarlo al tratamiento internacional.

Nuevo incentivo para las inversiones en I+D+i

El proyecto de ley fija un nuevo incentivo para las empresas que realicen un mayor esfuerzo en inversión I+D, de forma que aquellas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio podrán elevar de 3 a 5 millones de euros anuales el importe monetizable de la deducción por I+D.

Para estos casos, el anteproyecto establecía un porcentaje de deducción por I+D incrementado del 50%, porcentaje que en el proyecto aprobado finalmente por el Gobierno se sustituye por el nuevo límite de 5 millones de euros, a fin de adelantar e incrementar la seguridad de la deducibilidad efectiva de las cantidades invertidas en I+D en aquellas inversiones especialmente intensivas.

Además, se añaden al concepto de innovación tecnológica las actividades de proyectos de demostración inicial o proyectos piloto de animación y videojuegos.

El desarrollo de estos proyectos permitirá aplicar la deducción del 12% de los gastos efectuados en el período impositivo directamente relacionados con las actividades que se apliquen a su realización y consten específicamente individualizados por proyectos.

Reducción de las retenciones a los autónomos en el IRPF

Por otro lado, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se reduce del 21 al 15% el tipo de retención del autónomo profesional con rentas inferiores a 15.000 euros anuales. Esta reducción, aprobada por decreto-ley, está operativa desde el pasado mes de julio.

La retención para autónomos se reducirá del 21% al 20% en 2015, y al 19% en 2016, mientras que se mantiene el tipo de gravamen reducido del 15% para empresas de nueva creación, incluido en la Ley de Emprendedores.

El nuevo IRPF introduce una simplificación del régimen de estimación objetiva (módulos) y se rebaja el umbral para estar excluido de este régimen de 450.000 a 150.000 euros de ingresos y de 300.000 a 150.000 de gastos.

También quedan excluidas las actividades que facturen menos de un 50% a personas físicas y aquellas a las que se aplica el tipo de retención del 1%, como las de fabricación y construcción.

La restauración, el taxi, la agricultura y la ganadería permanecerán en módulos

Permanecerán en módulos actividades como la restauración, el servicio de taxi, agricultura y ganadería.

Por otro lado, la reforma fiscal amplía la exención parcial (del 85%) del impuesto de electricidad a todos los procesos industriales en los que el coste de la electricidad supere el 50% del coste de producción.

En el IRPF también se amplia desde el 50% que recogía el anteproyecto de ley al 60% la reducción a la que tendrá derecho un arrendador por los rendimientos de capital inmobiliario derivados del alquiler de una vivienda, con lo que se unifica la reducción para todos los arrendamiento de vivienda y se mantienen el porcentaje general vigente.

También se establece en la reforma fiscal una nueva deducción del 20% de los costes directos de carácter artístico, técnico y promocional relacionados con la producción y exhibición en vivo de espectáculos teatrales y musicales, minorados en las subvenciones recibidas, cuyo importe no podrá superar 500.000 euros por contribuyente y año.

Para obtenerla, es necesario tener un certificado del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), así como destinar al menos el 50% de los beneficios a la realización de actividades que dan también derecho a la deducción en los cuatro ejercicios siguientes.

Para las producciones cinematográficas, se fija un tipo aplicable a productor y coprodutor financiero indistintamente, que será del 20% desde el primer millón y del 18% por el exceso. Con ello, el coproductor multiplica por cuatro la deducción actual, que pasa del 5% al 20%.

A fin de atraer producciones de cine extranjeras, se fija una deducción del 15% de los gastos realizados en territorio español, que podrá percibirse por anticipado.

Fuente: efeempresas.com

0 Comments

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Name*

Website

4 + 8 =

Comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>